23 octubre, 2018

Unidos y hacia adelante

Por Juan Andrés Fernández Carrasco

El pasado jueves 23 de junio, el Batllismo se puso a andar. En uno de los momentos más difíciles en la historia de nuestro partido, nos proponemos trabajar con esfuerzo y perseverancia para que la voz liberal, republicana, justiciera y progresista del Batllismo vuelva a ocupar el lugar que se merece en el escenario político nacional.

Con ese propósito, Batllismo Abierto y Espacio Abierto nos unimos para conformar un nuevo movimiento dentro del Partido Colorado, conjugando experiencia y juventud, Montevideo e interior, pensamiento y acción. Somos dos agrupaciones distintas, pero compartimos valores fundamentales. Nos une, además de esos valores, la consciencia de que la tarea es demasiado grande para privilegiar intereses de grupo en el corto plazo, o diferencias menores frente a la enormidad del desafío. Es con ese espíritu de unidad en la diversidad del Batllismo, que denominamos al nuevo movimiento ‘’Unidos’’.

No se nos escapa que la empresa es difícil. Pero lejos de menguar nuestro ánimo, la adversidad nos hace poner lo mejor de nosotros, impulsados por la firmeza de nuestras convicciones y la certeza de que ‘’siempre hay un camino bueno para los hombres de buena y fuerte voluntad’’.

Asumimos este compromiso porque estamos convencidos de la necesidad de que el Partido Colorado y el Batllismo estén presentes en la vida del país. Para eso, empezamos este camino despojados de personalismos. No promulgamos candidaturas porque aún no tenemos candidatos. Nos ocupa la construcción colectiva de un proyecto de país. Para lograrlo, contamos con el tronco ideológico que nos lega una tradición centenaria. Pero no nos limitamos a las conquistas del siglo XX, la fidelidad con los principios nos obliga a seguir buscando soluciones para los problemas que el Uruguay del siglo XXI enfrenta, sabiendo que progreso es ‘’pasar de un estado dado a otro mejor’’.

En esa búsqueda, con la sensibilidad por los problemas sociales que desde Batlle y Ordóñez nos define, nos desvela la desintegración que a pesar de los diez años de bonanza el país sufre. Creemos en un Estado presente para combatir las injusticias del sistema, con la educación como principal herramienta, pero funcionando con eficiencia y transparencia.

Concebimos al Estado de Derecho como la garantía de los más débiles. Creemos en el Derecho como el marco dentro del cual debe actuar la política y creemos en los políticos que ejercen su profesión con honestidad, no en los ‘’outsiders’’ que con talante empresarial hacen política denostando a la política y confunden ideología con gestión.

Las puertas del nuevo movimiento están abiertas. Todos los hombres y mujeres de buena voluntad son bienvenidos a aportar a la elaboración conjunta de un proyecto de partido y de país. La lucha recién empieza y ‘’si alcanzamos una cumbre, siempre hay otra más allá’’.

¡Arriba corazones!

 

UA-78784837-1